Expresión Económica · Digital

Portada Revista

Paro

El final de las rebajas disparó el paro de febrero

La semana pasada el INE constató una nueva caída de la confianza del consumidor y los malos datos de la demanda interna, producto de la crisis económica. La combinación de estos factores empuja también a un incremento en el número de desempleados.
Digital2 |
Febrero superó por primera vez en la serie histórica (que arranca en 1996) los cinco millones de parados. Se destruyeron puestos de trabajo en todos los sectores y afectó a ambos sexos y a todas las comunidades autónomas, salvo Baleares que una vez más volvió a registrar una ligera bajada del paro.

Aunque Engracia Hidalgo, secretaria de Estado de Empleo, maquilló los datos del desempleo de un mes de febrero que destruyó menos puestos de trabajo que sus predecesores en crisis, lo cierto es que las estadísticas siguen poniendo en entredicho la efectividad de la reforma laboral un año después de su puesta en marcha como la gran apuesta de la ministra Fátima Báñez. Pero, llegados a este punto nos preguntamos ¿Por qué febrero es un mes malo para el paro?

Para explicar el origen de unas estadísticas que apuntan a un mes negro nos tenemos que retrotraer a las fiestas navideñas. La campaña de Navidad, que arranca en noviembre, supone un empujón a la creación de empleo. Normalmente, el sector del comercio encadena esta campaña con las rebajas que justo finalizan poco antes de arrancar la primavera.

Si analizamos los datos que Engracia Hidalgo y Tomás Burgo aportaron este pasado lunes, observamos que, en primer lugar, cae el número de afiliados a la Seguridad Social (en total, 28.691). En el caso del sector comercial, la sangría es enorme, ya que se han perdido nada menos que 30.000 puestos de trabajo con el final de la campaña de invierno y el término también de otras campaña ligadas a la agricultura y vinculadas a comunidades autónomas que generan puestos de trabajo muy estacionales con la recogida de determinados productos hortofrutícolas. Es el caso de los cítricos valencianos. Acabada esta campaña, todos sus empleados temporales van a a la cola del paro.

Es verdad que se ha creado empleo en otros sectores, como el de la construcción, que generó hasta 3.000 puestos de trabajo nuevos el mes pasado o, incluso, la hostelería, que ahora debería comenzar su etapa más fuerte con la Semana Santa encadenando con el verano.

En términos generales, los secretarios de Estado de Empleo y Seguridad Social pusieron sobre la mesa un dato insuficiente para muchos (los afectados) pero que marca una tendencia que se viene repitiendo desde mediados de 2012: la ralentización en esa destrucción de empleos, mes tras mes y en tasas interanuales, por ejemplo, pasando de una tasa de caída del 4,59% en enero respecto al mismo mes de 2012 y pasando al 4,42% interanual de febrero.

Para hacernos una idea global de la procedencia de los 59.444 nuevos desempleados, basta señalar que el sector servicios, donde se incluyen el comercio y el agrario, concentra nueve de cada diez despidos en febrero.
Valoración 2.97/5 (38 Votos)

Comentarios

Tu comentario
Mensaje
Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de expresioneconomica.org
expresioneconomica.org se reserva el derecho a eliminar aquellos comentarios que por su naturaleza sean considerados contrarios a la legislación vigente, ofensivos, injuriantes o no acordes a la temática tratada.
Nombre Correo electrónico